30.8.16

Estudiantes del Colegio San Javier crean estrategia pedagogía a través de memes

Los estudiantes del Colegio San Javier de Fe y Alegría crearon “memes” de internet para describir una idea, concepto, situación, expresión de los estudiantes, sobre diferentes temáticas y problemáticas coyunturales, con el objetivo de lograr la incorporación de estos para el aprendizaje educativo.

La profesora Yeny Tambo informó que el proyecto denominado “el uso de los memes en el proceso pedagógico y articulación con el Proyecto Socio Productivo (PSP)” fue elaborado y experimentado en el establecimiento educativo hace una data de dos años.

La creación de “memes” pedagógicos fue experimentada en los diferentes niveles de secundaria, como una estrategia pedagogía de alto nivel que apoyo a la generación de conocimientos dentro del contexto educativo.

“Al elaborar los memes, los estudiantes lograron un mayor porcentaje de retención y comprensión de contenidos; esta estrategia fue muy aceptada”, dijo.

Los memes son símbolo o una idea que de manera masiva y explosiva se va transmitiendo por medio de internet, por ejemplo, de las redes sociales, los blogs, los mails, whatshApp, etc.

Su modo de funcionamiento se puede homologar al de un virus, ya que se transmiten de persona a persona súper rápido, siempre con una idea que representan, y esto hace que se siga propagando, tal como sucede con los virus.

De todas maneras, y para cerrar, vale destacar que se propagan no tanto por su veracidad, sino tan solo porque tienen la capacidad de transmisión viral.

“Para cuidar la seguridad de los estudiantes participaron expertos, padres de familia, maestros y estudiantes, que lograron el desarrollo de la estrategia”, explicó.

CONTENIDOS

Por su parte, la profesora María Cristina Mamani sostuvo que los memes brindan todo tipo de contenidos. De acuerdo con su experiencia, los memes ayudaron a que los estudiante puedan tener una atención plena.

“A través de los memes se puede fomentar la lectura, leemos textos y los estudiantes crean sus memes con citas textuales y gráficos”, dijo.

Para la elaboración de un meme interviene la psicología, la matemática, la literatura, además que ayuda a mejorar la ortografía, y a concientizar sobre las falencias que existen dentro del lenguaje mal aplicado.

La experiencia fue propuesta como una alternativa pedagógica innovadora en la feria Expo innova 2016, que promueve el Ministerio de Educación, además esta propuesta esta adecuada al modelo educativo sociocomunitario productivo, respondiendo a las necesidades, expectativas y potencialidades del contexto; los memes se socializan a través de la página oficial en Facebook, Colegio San Javier de Fe y Alegría.

Maestros piden al Presidente nacionalizar a cooperativas

La Federación de Maestros Urbanos de la ciudad de La Paz, a la cabeza de su representante, Severo Apaza, pidió a las autoridades de Gobierno se ejecute la nacionalización de las cooperativas mineras y captar recursos para mejorar la educación en Bolivia.

El dirigente consideró que el Gobierno lo único que hace, actualmente, es confesar su incapacidad de resolver y atender las mínimas necesidades de los sectores.

Aseguró que la minería cooperativizada fue alentada por el propio gobierno del Movimiento Al Socialismo; cuando los minerales estaban en caída, muchos mineros se asociaron para trabajar en cooperativas, pero cuando subieron los precios se contrató mucha gente que trabaje para ellos.

“El gobierno de Evo Morales no ha planificado nada, todo fue bajo presión y por puro interés mezquino electoral; ahora que la crisis amenaza a los trabajadores y empresarios, se generan los conflictos”, aseguró.

Pidió “nacionalizar toda la minería cooperativizada y que pase a bajo el control obrero colectivo”. Además sostuvo que esta debe estar de acuerdo con la tecnología de punta.

No solo el sector de los maestros pide la nacionalización de las concesiones de los mineros cooperativistas, sino también lo hizo la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb), así como los movimientos sociales.

EL pronunciamiento surge a raíz de los hechos luctuosos registrados el pasado jueves, en la localidad de Panduro, en la que perdieron la vida tres mineros cooperativistas y el Viceministro de Régimen Interior.

Loyola consigue el tetracampeonato



Con un rendimiento alto y una gran generación de deportistas, el colegio Loyola alcanzó el tetracampeonato en el miniatletismo, disciplina que concluyó ayer en la pista del estadio Félix Capriles, por la Segunda Fase de los V Juegos Estudiantiles Plurinacionales 2016.

El colegio representante de la Circunscripción 20 (C-20) finalizó en el primer lugar con 63 puntos y, por consiguiente, la medalla de oro.

El segundo lugar fue para los atletas del colegio Marcelo Quiroga Santa Cruz (Puerto Villarroel-C-24) con un total de 60 puntos, tres menos que el tetracampeón.

El tercer puesto fue para la unidad educativa Darío Montaño de Quillacollo (C-28), con 45 puntos.

El colegio Marcelo Quiroga Santa Cruz (Aramasi C-25) alcanzó el cuarto lugar en el torneo.

Pruebas

En una jornada de mucho deporte y diversión, las unidades educativas participantes completaron las pruebas de lanzamiento de vórtex, resistencia y salto largo, competencias en las que Loyola logró la diferencia y su consagración final.

Durante la premiación, los niños del colegio Loyola celebraron en el podio una nueva consagración.

Acto seguido, los miniatletas del colegio Marcelo Quiroga Santa Cruz de Puerto Villarroel recibieron sus medallas.

Fue una fiesta sin igual. Los niños disfrutaron una jornada entre el sol e incesante apoyo de sus padres, aquellos que desde las gradas dieron asistencia y el respaldo a sus niños.

Cabe resaltar que la unidad educativa Santo Domingo Savio (C-22) no se presentó.

29.8.16

El sistema educativo no enseña al estudiante a pensar

El análisis sobre la educación debe partir de un problema no resuelto por ningún gobierno durante décadas: la desintegración del sistema educativo nacional.

Este problema lo analizamos en el primer Congreso Nacional de Educación, en octubre de 1992, en La Paz, y concluimos que no es posible continuar así. Un profesional puede tener un doctorado en Ciencias Sociales y desea enseñar en el ciclo medio, pero no puede porque no es normalista. Con el mismo tenor, una persona puede ser un extraordinario egresado de una normal, pero cuando quiere realizar un postgrado, no se lo permiten, porque la universidad no reconoce su título.

Somos como republiquetas, sistemas apartes. El sistema de educación nacional no está articulado con el sistema educativo escolar. El sistema educativo escolar depende del Ministerio y se nutre de las normales, pero produce bachilleres que no tienen nada que ver con la educación superior, estamos divorciados.

En el congreso de 1992, la posición de la Universidad Boliviana, a la cual representaba en ese momento, fue que las normales formen parte de la universidad, que se integren y que sus títulos sean reconocidos, pero los maestros se opusieron con argumentos no académicos.

¿QUÉ REQUIERE LA UNIVERSIDAD?

Empezamos a ver que el producto (alumno) del ciclo medio no es bien orientado, no es bien acompañado, no es parte de lo que la universidad necesita de sus bachilleres. Los profesores universitarios se quejan de que los estudiantes no están bien preparados, porque no tienen un norte. La universidad tiene que decir qué clase de bachiller necesita y el colegio debe formar a los estudiantes de un modo determinado, pero seguimos divorciados.

El bachiller ahora es peor que antes. Hoy me dirijo a los alumnos y les pregunto qué se recuerda el 9 de abril y ellos no saben. ¿Qué ha pasado con el profesor de Historia, con el de Ciencias Sociales?

Pero más allá del problema vital está la experiencia histórica y la experiencia internacional ¿Qué se necesita para ser un buen profesional, para entrar en la universidad y ser un buen universitario, qué debe hacer la educación por la juventud?

Esto fue analizado por pedagogos, quienes en la década del 80 hicieron estudios en los que señalaron las competencias que debe tener un bachiller para tener éxito en su vida universitaria y profesional. Son dos, aprender a pensar y aprender a escribir.

No enseñamos a pensar a los estudiantes. Cuando yo salí bachiller me prepararon para responder preguntas que no eran mías y a memorizar las respuestas y a copiarlas de un libro o de un texto, pero no a reflexionar. Un problema enorme es que cuando el alumno no sabe razonar no se capacita. El bachiller que sale de Bolivia no está formado para aprender a aprender.

La situación ha empeorado porque desde el Código Nacional de Educación de 1955 hasta la Ley Avelino Siñani-Elizardo Pérez hubo nueve reformas educativas, incluida esta última.

Se intentó cambiar la educación y a través de la educación la realidad del país, pero no se ha conseguido ninguno de los dos objetivos.

La educación sigue siendo vertical, memorística, teórica. El profesor sabe y el alumno no. Y han pasado ocho reformas, con algunos pequeños cambios. Y llega la Ley 070 (Avelino Siñani-Elizardo Pérez) que no toma en cuenta lo que se logró antes. Es el mismo error que cometieron anteriores gobiernos, no tomar en cuenta a sus predecesores.

En octubre de 1992, por primera vez en la historia de la educación boliviana, las instituciones educativas que tienen que ver con la educación discutimos cuáles son los problemas y cuáles las soluciones. Nos pusimos de acuerdo en todo, padres de familia, campesinos, militares, universidades, magisterio, Iglesia católica y evangélicas, pero después el Gobierno que asumió no tomó en cuenta estos consensos alcanzados en el congreso. Ellos hicieron otro proyecto a través del Equipo Técnico de Apoyo a la Reforma Educativa (ETARE) y sacó la Ley 1565 que no fue discutida ni consensuada.

Pero este proyecto (la Ley 1565) no es del todo malo. El bilingüismo y la interculturalidad son aportes importantes. Pero insisto en que el error fue no basarse en lo que el pueblo había consensuado por primera vez. Este gobierno (el de Evo Morales) cometió el mismo error porque convocó a un congreso, en 2006, en Sucre, e impuso un pensamiento, un plan, y no permitió que otros piensen diferente. Propuse, a nombre de la Iglesia, un proyecto educativo que no fue admitido en la comisión institucional. El magisterio urbano, la Universidad Boliviana, la Asociación de Colegios Particulares, la Iglesia católica y las evangélicas abandonaron el congreso.

Cada gobierno hace su propia reforma educativa. Después del Código Barrientos viene Alfredo Ovando Candia y hace su reforma educativa, Hugo Banzer lo mismo, la UDP, y Luis García Meza, son ocho reformas, y ahora tenemos una que se ha impuesto. Y cuando este país es convocado para una evaluación internacional de la educación, no acepta.

El escolar debe aprender a razonar y ser autónomo

Olga Vásquez/ Dirigente de maestros jubilados

Al estudiante se le debe enseñar a pensar y a razonar. Este tiene que ser crítico y elaborar sus propias ideas.

El adolescente debe aprender a expresar lo que piensa y tener mayor participación, con sus ideas, en la escuela, en el colegio y en la casa. Debe ser más proactivo. Si le coartamos eso, entonces estamos queriendo domesticar a la juventud.

En lo que se refiere a la calidad de estudiantes que salen de los colegios, he recibido, con mucha pena, reportes desalentadores de colegas maestros y catedráticos (de la universidad) que no hablan muy bien de los alumnos.

Ellos aseguran que los bachilleres están llegando con muchas deficiencias a las universidades.

En lo que concierne a la materia que yo enseñaba en el colegio, Literatura, recuerdo que el alumno leía bastante y conocía la historia de Bolivia mediante la lectura de las novelas clásicas.

Y ahora vemos, con pena, que los estudiantes desconocen las obras clásicas de la Literatura, porque no tienen ese interés de leer.

Los estudiantes se distraen fácilmente con la nueva tecnología y están perdiendo el hábito de la lectura. Por lo menos se observa que no agarran ya el libro físico y no sé si leerán en sus tabletas o computadoras.

Considero que el hábito de lectura no debería perderse nunca. Es más, tiene que incentivarse desde los primeros cursos de la escuela.

En los primeros 10 minutos, al empezar la clase, se leía. La profesora empezaba esta actividad y los niños debían leer algún texto.

Lo cierto es que se nota un bajón en el nivel de la educación. En una oportunidad visitamos una universidad y pudimos verificar que ni los catedráticos conocían la historia de Bolivia y eso es lamentable.

Creo que la base para enseñar es conocer.

La Paz “exporta” a otros municipios su sistema de alerta y prevención de riesgos

En la avenida Bahía de Alto Obrajes se alza el Centro de Operaciones de Emergencias. Por fuera, la infraestructura parece una edificación más, pero al entrar a la oficina del Sistema de Alerta Temprana (SAT), donde se monitorea toda la ciudad, se hace evidente la importancia que da la alcaldía paceña a la prevención de riesgos.

Se trata de un espacio no muy grande, que tiene paredes repletas de pantallas de televisión. Éstas muestran la actividad registrada por las cámaras de vigilancia y el radar de control meteorológico. Hay varios escritorios donde los ingenieros del SAT están rodeados de monitores de computadora y sus teléfonos móviles. Ahí se calcula la magnitud de riesgo y la posibilidad de desastre a la que está expuesta La Paz todos los días.

En La Paz se cumple una muy destacable labor de prevención de riesgos, los resultados del sistema municipal para esa tarea son tan positivos que en otros departamentos del país buscan emular los procedimientos que han funcionado con éxito en la sede de Gobierno. Las autoridades de la secretaria informan que La Paz suscribió con otros municipios convenios intergubernamentales para apoyar en la materia.

El trabajo de la Secretaría Municipal de Gestión Integral de Riesgo de la alcaldía paceña que se encarga de prevenir desastres es probablemente el más destacable en el país, ésta es una de las conclusiones a las que se llegó en el reciente taller Política de Gestión del Riesgo del municipio de La Paz, organizado a principios de este mes por Solidar Suiza y el PADEM (Programa de Apoyo a la Democracia Municipal).

Santa Cruz, Pando y Tarija

El equipo de rescate de la Secretaria Municipal de Gestión Integral de Riesgo colaboró en Santa Cruz, en 2011, cuando el edificio Málaga, en plena construcción, se desplomó dejando varios heridos y 17 personas sepultadas por el derrumbe.
La alcaldía de La Paz envió a sus rescatistas para que colaboren con las misiones de salvataje en el centro cruceño. Mauricio Claros, responsable del Centro de Operaciones de Emergencias de la Secretaría Municipal de Gestión Integral de Riesgo, explica: "Se colaboró con los equipos de búsqueda y rescate luego de la tragedia”.

Integrantes de esta unidad viajaron a Pando a colaborar con las misiones de rescate cuando la época de lluvias y las inundaciones generaron problemas. De forma reciente, en Tarija los miembros del equipo de gestión de riesgo capacitaron a funcionarios de ese municipio para que puedan programar recursos para la gestión de riesgos como lo hace La Paz.

Este elemento es importante porque, según los expertos, cuesta menos prevenir que reconstruir. "Por cada dólar que se invierte en acciones de prevención se ahorra entre siete y 10 dólares en rehabilitación y reconstrucción”, explica el investigador Marcelo Carrión.

En la actualidad hay también ciudades que están interesadas en el trabajo que efectúa en la Sede de Gobierno en el ramo. "Sucre podría aprender mucho de La Paz. Actualmente, la ciudad sólo cuenta con un retén de emergencias que no tiene personal permanente ni capacitado. La Alcaldía prepara un plan de emergencias para la época de lluvias, pero nada más”, se lee en un reportaje que publicó el 13 de agosto Correo del Sur.

El antes y el después

El punto de inflexión para convertir la prevención de desastres una prioridad en La Paz fue la granizada de febrero del 2002, la cual inundó varias calles del centro paceño provocando la muerte de 74 personas. Desde entonces se incidió en la labor de prevención de riesgo para evitar desastres de esa magnitud. Mauricio Claros recuerda que tras aquel desastre se develaron todas las vulnerabilidades de la ciudad y se concluyó que no estábamos preparados en 2002 para afrontar una emergencia de esa magnitud.

"Es por eso que se inició un cambio en la visión municipal. De tener una gestión de riesgos totalmente reactiva, es decir, de esperar que pase la emergencia para atenderla, hemos pasado a tener una gestión de riesgos proactiva, que hace énfasis en la reducción de desastres”, sostiene Claros.

Por su situación geográfica e hidrológica, La Paz se encuentra amenazada, según los especialistas. La época de lluvias significa un aumento considerable de la posibilidad de desborde de ríos y deslizamiento de tierras. La Secretaría de Gestión Integral de Riesgo considera que ésos son los riesgos más urgentes del municipio.

Primeros auxilios psicológicos

Durante desastres, los damnificados viven una situación traumática. Es por eso que las autoridades municipales brindan tratamientos psicoafectivos en conjunto con las labores del rescate de los grupos de alerta inmediata de la Secretaría Municipal de Gestión Integral de Riesgo.

Según Carola Bustillos, encargada de los albergues para damnificados de esta secretaría, en función de la magnitud de la catástrofe, se pueden emplear hasta 30 psicólogos para realizar primeros auxilios psicológicos.

La principal misión del equipo de primeros auxilios psicológicos es frenar la ansiedad y angustia producida por el caótico momento en que se ven enfrascadas las víctimas.

Muchos se encuentran devastados por las pérdidas que sufren, los psicólogos buscan reconfortar al damnificado y proveerle de los medios para superar su situación tan adversa.

La labor no acaba ahí, los psicólogos del municipio deben realizar un seguimiento a los afectados para construir su camino de reintegración a la sociedad. El objetivo es lograr un restablecimiento productivo de la víctima, aportándoles la confianza y valor para reconstruirse después de la dramática experiencia de la catástrofe.

La operación de reconstrucción posterior al desastre no se queda en lo material. El proceso incluye también los factores humanos. Afirman que la reconstrucción plena necesita de la labor psicoafectiva para devolver al afectado a la normalidad.

El bachiller debe tener estabilidad, razonamiento matemático y verbal

Un buen bachiller debe tener tres pilares fundamentales: razonamiento matemático, verbal y estabilidad emocional.

El vicerrector académico de la Universidad Privada Boliviana (UPB), Alberto Sanjinés, resumió en estos tres componentes las competencias de un buen bachiller.

Un estudiante -según Sanjinés- debe tener aptitudes matemáticas, sin importar que vaya a estudiar una carrera en la que no se requieran las ciencias exactas, por ejemplo arte.

Es asimismo importante que el estudiante tenga un buen razonamiento verbal para que pueda comunicarse con sus compañeros y trabajar en equipo.

Y un tercer componente es la estabilidad emocional. El estudiante debe ser una persona que ha desarrollado un conocimiento de sí mismo.

Este último punto es importante para el estudiante que llega a la universidad porque -afirmó Sanjinés- los jóvenes ahora tardan más en madurar, lo que les genera dificultades y, por ende, les cuesta más enfrentar el fracaso.

Los colegios deberían trabajar en estos tres aspectos: razonamiento matemático, verbal e inteligencia emocional.

Sanjinés añadió que los establecimientos educativos deberían preparar a sus estudiantes con más énfasis en lo que se denominan las competencias superiores, que son las de análisis, síntesis y evaluación (creatividad).

Estas competencias superiores intelectuales, las analíticas, no son siempre muy desarrolladas en el colegio y los estudiantes se acostumbran solo a memorizar mucha información.

Sanjinés insistió en que mientras la educación esté orientada a la memorización, más difícil será para los estudiantes activar esas competencias intelectuales superiores.

Otra competencia que debe tener el estudiante es la lectura, para que pueda hacer análisis de los textos.

La recomendación de Sanjinés es que los bachilleres lleguen a la universidad lo más leídos posible, pero que lean todo tipo de literatura para que de ese modo activen su cerebro y tengan un vocabulario más rico.

TÉCNICOS

Sanjinés hizo hincapié en que debería implementarse un examen para ver quién puede ser licenciado o quién técnico. Pero eso tendría que ir de la mano con una buena política salarial, es decir no castigar al que decida ser técnico.

Como técnico medio, mencionó Sanjinés, una persona debería tener la posibilidad de acceder a una vida digna y un buen salario. “Pero si me dicen que sin licenciatura no se abren las posibilidades de ofertas laborales, nadie querrá estudiar una carrera técnica”.

PRUEBA DE INGRESO

La Universidad Privada Boliviana toma una prueba de ingreso a los estudiantes que postulan para alguna de sus carreras, la cual mide sus competencias en lo que se refiere al razonamiento matemático y verbal.

Los postulantes deben obtener un puntaje mínimo de 1.050 sobre 1.600 para aprobar e ingresar a esta universidad.

Los bachilleres que no obtienen esta nota se quedan fuera de la UPB. No obstante, los estudiantes que postulan a comunicación, por ejemplo, pueden ingresar en forma condicionada cuando obtienen una nota alta en razonamiento verbal y no así en matemáticas. Los docentes realizan una evaluación de su desempeño.

La prueba de ingreso de la UPB se ha enriquecido con redacción, se ve cómo utiliza el estudiante el lenguaje, señaló Sanjinés.

UPB tiene programa de consejería

La Universidad Privada Boliviana tiene un programa de orientación y consejería para los estudiantes que lo necesitan.

El alumno que está mal en sus estudios puede acudir a consejería.

En algunos casos, cuando un jefe de carrera detecta a un estudiante con dificultades, puede convocarlo para brindarle el apoyo correspondiente.

Un proyecto de vida ayuda con la carrera

El vicerrector académico de la Universidad Privada Boliviana, Alberto Sanjinés, afirmó que los estudiantes deberían tener claro, incluso desde el colegio, para qué quieren estudiar, su objetivo final de vida.

“Quienes no cuentan con este objetivo de vida, en la universidad tienen un rendimiento académico menor”.

A 6 años de la ley, solo 32 de 720 colegios forman a técnicos

Vestido de “Novia por Siempre”, torta de bodas, instalación de redes eléctricas, son algunos de los títulos de los trabajos de grado de los estudiantes de la unidad educativa Luis Quintín Vila, que desde el 2015 entrega el diploma como bachiller técnico y humanístico pleno.

Es una de las seis unidades educativas del municipio de Cochabamba que logró cumplir con todos los requisitos para promocionar a estudiantes con título de técnico medio. Los demás son el Instituto Eduardo Laredo, Avaroa B, Buenas Nuevas, Mejillones y Ayni Pacha.

En Cochabamba solo el 4.4 por ciento de establecimientos logró la resolución para la doble titulación de los estudiantes, desde la implementación de la Ley Avelino Siñani y Elizardo Pérez, en 2010. Se trata de 32 de los 720 colegios del área urbana y rural.

La norma señala (en el artículo 14) que la educación está orientada a la formación y la obtención del “diploma de bachiller técnico humanístico, y de manera progresiva con grado de técnico medio”. Se establece que el proceso dure seis años, en los cursos de primero a sexto de secundaria con clases teóricas y prácticas.

En el colegio Luis Quintín Vila, por ejemplo, los alumnos cumplen con 1.920 horas de talleres a lo largo de su formación. Semanalmente, pasan 48 horas de educación técnica y 36 de la humanística.

Las principales dificultades encaradas por las autoridades son la falta de infraestructura y equipamiento para la implementación de los talleres productivos. Otro freno es la carencia de ítemes para los profesores que dicten las materias técnicas. Se suma el problema de que más de un colegio comparte la infraestructura con otros por turnos. Esto hace inviable que cada uno pase clases las horas necesarias que demanda una jornada completa (tarde y mañana).

La directora del Luis Quintín Vila, Rose Mary Fuentes, dijo que el establecimiento, desde su fundación, fue concebido para la formación en ramas técnicas, pero hace un año lograron la resolución, tras la presentación de un proyecto, donde se detalla las ramas técnicas que ofrecen, su contenido curricular y la cantidad de horas académicas por área, tanto por la técnica como por la humanística. Cuenta con talleres y áreas de trabajo en gastronomía, belleza, artesanías y costura. Los estudiantes que optaron por gastronomía, por ejemplo, se capacitan en la elaboración de alimentos, pero también en la conservación. Tiene espacios equipados con todo el menaje de cocina necesario. Lo mismo se observa en las salas de las demás áreas.

Fuentes dijo que les llevó varios años instalar todos los talleres con las condiciones necesarias. Lo lograron con el respaldo de Organizaciones No Gubernamentales (ONG) y no de las autoridades municipales y departamentales.

El viceministro de Educación Regular, Juan José Quiroz, aclaró que se trata de un proceso gradual y recordó que la construcción de infraestructura y el equipamiento de los centros educativos es competencia de los gobiernos municipales.

Mencionó que además de los colegios con diploma de bachiller pleno, hay establecimientos que se encuentran en la etapa de adecuación.

El técnico de educación regular de la Dirección Departamental de Educación (DDE), Cristhian Villarreal, explicó que en el área rural hay unidades educativas que cuentan con todas las condiciones.

Mencionó el caso del Don Bosco en Bolivar; Balderrama en Cliza; Óscar Únzaga de la Vega en Capinota; Padre Gerónimo Uzeda en Chimoré; Colegio Boliviano Alemán en Independencia; Juan Pablo II y Papa Francisco en Puerto Villarroel; Colegio Nacional Calama, Franklin Anaya y San Martín de Porres en Quillacollo, La Bélgica y Papa Juan B en San Benito; Jesús María Matarani en Sacabamba; Topáter y Juan XXIII en Sipe Sipe, Unidad Educativa Sisa en Tiquipaya; Rodeo en Tiraque, Víctor Ustáriz y el Instituto Tecnológico Agropecuario en Tarata y Juan Pablo II en Villa Rivero.

Privados debatirán en un congreso

En octubre, los colegios particulares se reunirán en un congreso nacional para debatir la manera en que encararán la implementación del bachillerato técnico. El presidente de la Asociación de Colegios Privados de Cochabamba (Andecop), Genaro Durán, dijo que urge el debate para definir los lineamientos a seguir.

Explicó que las principales dificultades son la infraestructura adecuada, equipamiento y la contratación de personal especializado en ramas técnicas con formación normalista.

Admitió que existen dificultades financieras para la implementación y mencionó la posibilidad de demandar el aporte de los padres de familia. No cuentan con ningún apoyo de las instituciones públicas. A diferencia de los colegios fiscales, cuyas infraestructuras y equipamiento son de responsabilidad de las alcaldías.

Aclaró que algunos colegios presentaron sus proyectos a la Dirección Departamental de Educación (DDE), pero que no recibieron una respuesta.

El Maryknoll, Irlandés, Anglo Americano, Boliviano, Argentino y el Pedro Poveda son algunas de las unidades educativas que presentaron sus proyectos para otorgar el bachillerato técnico humanístico pleno.

Hay 66 colegios en camino al doble bachillerato

En el departamento de Cochabamba hay 66 unidades educativas entre fiscales, de convenio y privadas en proceso de transformación para obtener la resolución ministerial y otorgar el doble bachillerato.

El técnico de Educación Regular de la Dirección Departamental de Educación (DDE), Cristhian Villarreal, explicó que estos establecimientos comenzaron con la implementación del proceso con estudiantes de tercero y cuarto de secundaria.

Cada establecimiento presentó un proyecto a la DDE para comenzar con la transformación paulatina. Éstos comenzarán con la implementación en 2017. En tres años, en 2019, estarán en condiciones necesarias para promover a los técnicos.

Villarreal explicó que cada uno presentó un proyecto para que sea evaluado por los técnicos de Educación. En la propuesta deben presentar las áreas por las que apuestan, la cantidad de horas académicas y las instalaciones en las que las desarrollarán.

Mencionó que existen casos de unidades educativas que propusieron, a futuro, compartir talleres para lograr el bachillerato técnico pleno de los alumnos.

Una de las principales dificultades es la falta de infraestructura. En Cochabamba, por ejemplo, el secretario de Desarrollo Humano de la Alcaldía de Cochabamba, Andrés Cuevas, anunció que en 2017 se priorizará los planes educativos en infraestructura y equipos.

En Sacaba se prevé el equipamiento de una de las unidades modelo y la construcción de un segundo colegio, en el área rural del municipio.

Se hace inviable implementar el proyecto

Alberto Libera

Educador

La formación de los bachilleres en ramas humanísticas y técnicas es importante porque los estudiantes cuentan con herramientas para encarar una carrera universitaria o emprender una actividad económica en su rubro.

Sin embargo, es inviable porque demanda una importante inversión en la construcción y equipamiento para su funcionamiento. Además, se requiere una fuerte inyección financiera del Ministerio de Educación en la contratación de nuevos docentes porque se necesita cubrir miles de horas para habilitar los talleres.

Tampoco es factible compartir módulos entre varios establecimientos porque cada centro cuenta con, al menos, tres paralelos. Sería complicado establecer responsabilidades sobre la administración, por ejemplo, el pago de los servicios o la reposición de pérdidas o equipo dañado.

Hasta la fecha, no se observa avance en la promoción de técnicos medios. Los establecimientos que cuentan con la resolución son aquellos que tienen décadas de experiencia en la formación humanística y en diferentes áreas. Nacieron con ese propósito y regularizaron su situación ante el Ministerio de Educación, mediante la entrega de proyectos.

El actual sistema educativo, a seis años de la implementación de la Ley Avelino Siñani y Elizardo Pérez, no ha sufrido una transformación de fondo y continúa centrado en el conocimiento a través del desarrollo de las materias tradicionales y, por lo tanto, debe haber otro plan curricular acompañado de estrategias para la formación en valores de los estudiantes de todos los colegios.